Baremo para clásicos

EXPERIENCE | BAREMO PARA CLÁSICOS

Perfecto estado original

En principio hay pocas cosas tan subjetivas como ponerle valor a un clásico. Aquí echo un vistazo al sistema más extendido en Alemania.

Auburn 851 Speedster | Foto: iconroad.es

16.06.2016

Precioso, inmaculado, perteneció a una señora mayor que lo usaba sólo los domingos para ir de paseo, de coleccionista, único y con gran potencial de aumento de valor…

Vaya anuncio, me lanzo a ello sin pensarlo, claro.

¡Ja!

Voy listo.

El ojo del dueño aumenta el tamaño del perro. Otra metáfora aplicable aquí sería la del pescador indicando con las manos extendidas en vertical cuánto medía aquella pieza que pescó el domingo pasado: quítale al menos un palmo y te acercarás a la realidad. Los dueños de coches clásicos los vemos con ojos paternales y suele pasar que lo valoremos más de lo que lo hace el mercado. Si encima vives en el país del Lazarillo de Tormes, el factor picaresca infla el precio entre un 10 y un 50% según el caso. Esto es así.

¿Cómo sortear esta subjetividad a la hora de unificar criterios de valoración? Hoy os voy a comentar el sistema que se viene usando en la escena clásica alemana desde los años ’80. Todo surgió lógicamente de la problemática para unificar pautas en un mercado tan condicionado por el criterio subjetivo, en fin, por el entusiasmo y demás bajas pasiones. Y dónde iba a surgir este sistema si no en el país teutón, el país del Deutsches Institut für Normung que nos ha dado la clasificación del tamaño de los folios y millones de otras fruto del afán sistematizatorio y categorizante.

Mini Minor | Foto: iconroad

El caso es que este sistema se ha ido estableciendo en Alemania y países circundantes y es el utilizado ahí por las aseguradoras, empresas de compra-venta y particulares a la hora de valorar un coche clásico. El valor de un coche “normal” o “usado” depende en general sobre todo de la edad, los kilómetros o el número de dueños que ha tenido, pero en el caso de los “antiguos” estos factores no son tan fáciles de identificar, así que se tiende a valorar predominantemente el estado del vehículo. Aquí los alemanes se basan en un sistema de notas del 1 al 5 (siendo 1 la mejor nota) y a estas cinco notas corresponden cinco descripciones estudiadas para que cualquiera pueda ver que un coche encaja razonablemente en una nota, esto es lo fascinante de este baremo. Hay dos grandes empresas que hacen esto: www.classic-analytics.de y www.classic-data.de. Estas dos empresas publican además regularmente listados de vehículos con rangos de precios según su estado. En fin, aquí van las notas y descripciones…

Estado 1: impecable. Sin NINGÚN defecto, daño o señal de uso en la técnica o la óptica. Un vehículo excepcional restaurado completa y perfectamente. Como nuevo o mejor (*). Muy singular. Supera ampliamente el estándar de calidad de los coches de gran serie actuales. Un vehículo al que te acercas con entusiasmo y que tras una inspección minuciosa no se le encuentran defectos. La referencia para poner una nota 1 a un coche es el estado del mismo el día que salió de fábrica.

(*) Gracias a las posibilidades técnicas de hoy en día (por ejemplo trabajos de soldadura o mediciones por ordenador), los materiales modernos (por ejemplo pinturas o tratamiento de superficies) o una adecuada protección contra la corrosión, el estado de un coche completamente restaurado puede superar el del coche recién salido de fábrica.

Fotos: iconroad.es / otros

Estado 2: buen estado. Sin defectos pero con ligeras (!) señales de uso. Puede estar en un buen estado original o haber sido restaurado profesionalmente. Técnica y ópticamente impecable pero con ligeros signos de haber sido usado. Un vehículo al que te acercas con entusiasmo y que tras una inspección más cercana sólo se le ven ligeros signos de uso. Estos ligeros signos de uso se deben reflejar en un kilometraje bajo. Igual de bajo es el desgaste de los componentes técnicos. Equivale a un coche actual con entre 3 y 8 años de antigüedad muy cuidado y con entre 50.000 y 100.000 km.

Estado 3: usado. Vehículos sin grandes defectos técnicos ni ópticos, listo para rodar y seguro para el tráfico. Sin corrosión. No precisa trabajos urgentes. Un vehículo hacia el que te acercas y al que en una inspección más cercana se le ven sin dificultad señales de uso y diversos pequeños defectos. Estos signos de uso se deben reflejar en un kilometraje razonable. El desgaste de los componentes técnicos debe ser equivalente. Equivale a un coche actual con entre 8 y 12 años de antigüedad muy cuidado y con entre 100.000 y 200.000 km.

Estado 4: gastado. Sólo limitadamente listo para rodar. Precisa trabajos inmediatos para pasar la ITV. Corrosión de ligera a media. Vehículo completo (motor, carrocería, chasis…) pero no necesariamente sin daños. Un vehículo hacia el que te acercas y al que ya desde lejos se le ven diversos defectos. Una inspección visual más cercana muestra claros signos de desgaste. Equivale a un coche actual con entre 12 y 20 años de antigüedad muy cuidado y con más de 250.000 km.

Estado 5: para restaurar. Vehículo no listo para rodar, incluso desmontado y al que le faltan muchas piezas. Sólo restaurable con una inversión considerable. Un vehículo en el que incluso un profano en la materia detecta enseguida claros defectos y/o ausencia de piezas. Se puede usar como “donante” de piezas para otro vehículo. Equivale a un coche viejo con más de 20 años y más de 300.000 kilómetros que no pasará la próxima ITV.

Ojo, que los vehículos sin restaurar con muy pocos kilómetros y en estado completamente original con tan sólo una ligera pátina no se someten a esta baremación, con lo que la simple nota de su estado no equivale al valor que puede alcanzar. Lo mismo vale para coches que han pertenecido a gente famosa o que han ganado carreras o cualquier otra “tontería” típica de este mundo frívolo en el que vivimos…

DH

Contacto
Facebook
Instagram
Pinterest
Newsletter

Todos los textos, las fotos acreditadas a iconroad.es y el logotipo "ICON ROAD-ClassicCars" son propiedad del autor y queda prohibida su reproducción total o parcial.

Los créditos de las fotos se indican siempre al pie, excepto si son públicas. Si aún así ves una foto tuya no acreditada por favor contacta con ICON ROAD para remediarlo. My aim is that every picture gets its credit to the owner. Nevertheless, should you see an uncredited picture of your own, please contact me in order to fix it.

Logotipo diseñado por David de Ramón - visita www.davidderamon.com