Mini

ICONOS | MINI

Ratonero urbano

Este pequeñajo, simpático, ágil y dicharachero, ha trascendido clases sociales y se ha ganado un sitio en el olimpo de los coches

Mini 1000 DeLuxe (1970) | Foto: Wikipedia/KeldGydum

30.06.2016

Esta vez (no) vamos a recordar (porque nunca lo habíamos olvidado, claro) un vehículo británico minúsculo pero genial, precursor y modelo del utilitario moderno, nacido en 1959 como Austin Mini y “Mini” a secas como marca propia desde 1969. Diseñado por Sir Alec Issigonis y el resto del equipo de ingenieros de la British Motor Corporation (BMC), el Mini es un prodigio de aprovechamiento del espacio… es famosa la anécdota de Issigonis dibujando por primera vez su concepto en una servilleta de un bar. Pero muchas veces la genialidad es fruto de la necesidad y precisamente estamos ante uno de esos casos… fueron unas terribles circunstancias históricas las que llevaron a la concepción del Mini y aquí las tenéis resumidas en un par de frases…

Morris Mini Super De Luxe (1963) | Foto: aronline.co.uk

Año 1956. Egipto (ni más ni menos). Tras un golpe de Estado, el nuevo gobierno nacionaliza el Canal de Suez, que desde 1869 une el Mediterráneo con el Mar Rojo y luego el Océano Índico, evitando a los barcos tener que rodear África. Ingleses y franceses habían controlado el Canal desde su construcción y tras el anuncio de la nacionalización no decidieron otra cosa que… pues ¡invadir Egipto, hombre!, ¡faltaría más! En fin, por abreviar, la intervención no gustó a EEUU y la URSS, que obligaron a bretones y galos a volver a sus aldeas irreductibles, humillados y conscientes de que ya no eran superpotencias y que claramente eran otros los que manejaban el cotarro y... bueno, pero… ¿a qué viene todo esto…? Bien, pues donde queremos llegar es a que a raíz de la contienda el Canal de Suez estuvo cerrado durante seis meses, los petroleros no llegaban a las refinerías europeas, surgía la primera crisis del petróleo y en la mayoría de países europeos se racionaba la gasolina, bajando incluso las ventas de automóviles. Fue entonces cuando en Alemania se volvieron populares los micro coches tipo Isetta y compañía.

Austin Mini Clubman (1970's) | Foto: autoviva.com

Impactados por estas circunstancias, los mandamases de la BMC decidieron que ya estaba bien de tanto micro coche y que había llegado el momento de diseñar y construir un auténtico coche pero pequeño, práctico, barato y por favor, que consuma muy poquito. Aquí es donde retomamos la historia del ingeniero y la servilleta. El cochecito que diseñó Issigonis y su equipo era un prodigio de aprovechamiento del espacio, con tracción delantera (entonces no tan común) y motor transversal (lo normal era que fueran longitudinales, dando lugar a los laaargos morros típicos de la época). Y debajo del motor (!), la caja de cambios, lubricada por el aceite del propio motor. La suspensión no fue de muelles de acero sino de bloques de goma, lo que hacía al coche muy duro pero también muy estable. Las ventanas eran correderas para prescindir del mecanismo para subirlas y bajarlas, las puertas se habrían con una cuerda y las bisagras y las soldaduras de la carrocería eran externas para simplificar y ahorrar costes. Todo esto y otros detalles como las pequeñísimas ruedas colocadas en los extremos de la carrocería permitieron que el Mini midiera poco más de tres metros, que pesara apenas unos 600 kilos y que quedara nada menos que el 80% del espacio disponible para pasajeros y equipaje.

Morris Mini Countryman (1960's)

Durante los años ’60 el Mini se convirtió en un icono británico, siendo probablemente el primer coche relativamente económico comprado y usado por casi todos los estratos sociales. Entre 1959 y otoño del año 2000 se produjeron 5.350.000 Minis en fábricas de Reino Unido, Australia, España, Bélgica, Chile, Italia, Malta, Portugal, Sudáfrica, Uruguay, Venezuela y Yugoslavia.

Mini Cooper S Rally (1964)

Curiosidades

Fruto de los avatares de la industria automovilística británica, el Mini tuvo muchos nombres durante su larga vida. En los primeros años se llamó Morris Mini Minor, Morris 850 y Morris Mini, pero también Austin Mini, Austin Seven y Austin 85. Desde 1969 “Mini” se convirtió en una marca propia, tal era la repercusión e importancia que había adquirido. Y finalmente en los años ‘80 se llamó de nuevo Austin Mini y desde 1988 se vendió como Rover Mini.

El Mini también tuvo varias versiones. Así, aprovechando otra marcas que convivían junto a Austin y Morris bajo el paraguas de la British Motor Corporation, en un acto flagrante de “badge engineering” (es decir, plantarle distintos emblemas a lo que básicamente es el mismo coche), el Mini se vendió en versión lujosa como Wolseley Hornet y como Riley Elf.

Hubo también una variante con dos puertas, carrocería “familiar” y dos puertas traseras simétricas que se vendió entre el ’61 y el ’69 como Morris Mini Traveller y también como Morris Mini Countryman. El Mini Van era parecido al anterior pero con la parte trasera cubierta de chapa en lugar de ventanas, para pequeños transportes comerciales. El Mini Moke fue una versión 4x4 con dos motores, desarrollado para el ejército pero que acabó en los resorts vacacionales de las playas del Caribe y del que se fabricaron unas 50.000 unidades entre 1964 y 1989. También se produjo durante un tiempo un Mini Pick-up, estilo furgoneta norteamericana con portaequipajes trasero abierto. Y no podemos olvidar el Mini Clubman, con un frontal más cuadrado y que en un principio se ideó como Mini modernizado para sustituir al original, pero que dejó de fabricarse en 1980 – no tenía su estilazo.

El personaje

Sir Alec Issigonis, el genial diseñador del Mini, nació en 1906 en Smyrna, ciudad que hoy está en Turquía pero en aquel año aún formaba parte del Imperio Otomano y su población era de origen musulmán, armenio y griego. Con la caída del Imperio Otomano, en 1919 tropas griegas invadieron Izmir y avanzaron sobre Turquía. En 1922 los turcos contraatacaron y se produjo el gran incendio de Smyrna, en el que murieron miles de personas. Siendo griegos con pasaporte británico, la familia Issigonis fue evacuada antes del incendio. Su padre no pudo sobrevivir pero el pequeño Alec pudo estudiar en Gran Bretaña. Curiosamente, le costó muchísimo acabar la carrera por suspender tres veces el examen final de matemáticas, por lo que años más tarde declaró que las matemáticas puras eran el enemigo del genio creativo. Al terminar (por fin) sus estudios entró a trabajar en la Morris, donde desarrolló el carismático Morris Minor que salió a la venta en 1948. Más tarde se le encargaría desarrollar un coche pequeño y económico y allí aplicó todo su genio, encontrando multitud de soluciones innovadoras que aún hoy en día son aplicadas en la mayoría de los coches.

Fue un tipo especial, un pensador independiente que despreciaba las convenciones y al que no gustaba que le aconsejaran. Por ello se le atribuye (aunque no está comprobado) la frase “un camello es un caballo diseñado por un comité”. Desde 1969 le debemos llamar Sir Alec Issigonis, ya que la reina Isabel II lo condecoró Caballero por los servicios prestados a Gran Bretaña.

En el cine

Eeeeste momento lo estaba yo esperando: para los cinéfilos aficionados a los coches como el que suscribe, hay algunas pelis de culto que podemos ver una y otra vez sin cansarnos. Y si hablamos de cine y de Minis, tenemos que ver “The Italian Job” (1969), estrenada en España como “Un trabajo en Italia” y en América como “Faena a la italiana”. De la primera escena con el Lamborghini danzando por un puerto de montaña alpino os hablaré cuando toque, pero en este artículo los protagonistas, aparte de un icónico Michael Caine, son tres Mini Cooper, pintados de rojo, blanco y azul respectivamente. En Gran Bretaña esta película forma parte de la cultura popular, incluyendo naturalmente la famosa frase "You're only supposed to blow the bloody doors off!" y la banda sonora, con dos canciones inolvidables, especialmente la de la escena final, conocida como "The Self Preservation Society". La escena de la huida de los Minis por distintos escenarios en la ciudad de Turín entre el caos circulatorio es digna de ver. Por cierto que el atasco que sale es real: las autoridades rechazaron cerrar las calles pero según cuenta la leyenda la Mafia del lugar intervino bloqueando zonas enteras de la ciudad para facilitar la filmación. Dieciséis Minis se usaron para la peli y todos se dejaron en Italia y acabaron desguazados.

Otra escena gloriosa de un Mini en la gran pantalla aparece en “The Bourne Identity” (2002), estrenada en España como “El caso Bourne” y en América como “Identidad desconocida”. Al volante deun destartalado Mini, Matt Damon y los especialistas nos deleitan con una escena de persecución realista y trepidante por las calles de París. Y termino esta vez con un discreto icono de la pequeña pantalla: el Mini verde de “Mister Bean”, la inolvidable serie de 14 episodios emitidos entre 1990 y 1995 (especiales aparte). Rowan Atkinson es un gran aficionado a los coches y por tanto da bastante protagonismo al vehículo en la serie, haciendo con él todo tipo de trastadas desternillantes. Y una última pincelada: dura sólo un minuto pero echad un vistazo a la escena de la nueva “The Italian Job” (2003) en la que Charlize Theron conduce un old generation Mini.

En miniatura

Hay Minis bonitos a escala 1:43 de la marca Spark, Ebbro o Vitesse. Kyosho los fabrica a escala 1:18 y de buena calidad (incluso en versión Countryman) aunque el precio va en consonancia. Y no olvidemos los Mini Van de Brekina a escala 1:87, irresistibles…

Valor (en 2016)

Los Cooper de finales de los ’60 en muy buen estado se cotizan alrededor de los 30-35.000 Euros y en general no deberíamos pagar más de 10.000 Euros por un Cooper 1300 de los ’90. Los Mini “normales” se fabricaron en tales cantidades y durante tanto tiempo que aún quedan muchos rodando y son conseguibles por pocos miles de Euros.

Fotos: miniobsession.com | iconroad.es | BMW archive

En los años ’80 el Mini estaba empezando a morir y para mantenerlo a flote se comenzó a lanzar ediciones especiales que mantenían el interés del público lo suficiente para que la producción siguiese siendo rentable. En 1994, tras décadas de apasionantes fusiones y adquisiciones en la peculiar industria británica del automóvil, BMW compró el Grupo Rover, se quedó con los derechos de la marca y en el año 2000 acabó lanzando un Mini completamente nuevo que no tenía nada que ver técnicamente con el original, pero que compartía con él dos características: la de no tener clase social y la de ser más divertido de conducir que el resto de coches del mercado.

DH

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, COMPÁRTELO...

ADEMÁS, TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Contacto
Facebook
Instagram
Pinterest
Newsletter

Todos los textos, las fotos acreditadas a iconroad.es y el logotipo "ICON ROAD-ClassicCars" son propiedad del autor y queda prohibida su reproducción total o parcial.

Los créditos de las fotos se indican siempre al pie, excepto si son públicas. Si aún así ves una foto tuya no acreditada por favor contacta con ICON ROAD para remediarlo. My aim is that every picture gets its credit to the owner. Nevertheless, should you see an uncredited picture of your own, please contact me in order to fix it.

Logotipo diseñado por David de Ramón - visita www.davidderamon.com